lunes, 29 de noviembre de 2010

La 4D.



El día 23 tocó matrona. Y como siempre todo bien menos el peso. Ya van... ¡15 kilos! Ay, por dió, por dió... Y quedan 3 meses aún... La matrona me dijo que no podía seguir así, que estaba poniendo demasiado peso. Pues a ver qué hago, ya no como tanto, sólo lo normal de siempre. Me dijo que puede ser que como no trabajo y estoy relajada pues influiría para que lo poco que coma me engorde. Me ha recomendado que dé paseos después de comer. Pues con el tiempo que hace cualquiera sale a la calle. Yo no, por lo menos. La pobre mujer creo que me ha dado por imposible...

Al día siguiente clasecita de Educación Maternal. Esta vez tocaba el parto. Nos enseñaron las diferentes formas de asistir a un parto, cuando hacían falta instrumentos, lo que son los monitores, cuando estamos verdaderamente de parto... Y a respirar en cada contracción. Me parece que con los nervios se me olvidará cuando llegue la hora pero nunca está de más saberlo. Las que ya habían parido nos contaban su parto. Cada parto es diferente, incluso en la misma mujer. Unas que estuvieron más de un día de parto, otras que en las primeras contracciones ya tenían el niño casi fuera, a las que le dolió mucho, otras que casi ni se enteraron... lo dicho, un mundo.
Nos dieron otra cajita, pintada con dibujos infantiles y el letrero "Tu Peque". Y dentro:
-Revista "Crecer Feliz"
-Un sobre para que te manden libros de Disney, 6 de regalo y los demás a pagarlos.
-Una botellita de agua Bezoya, con el panfleto "El bebé y el agua"
-Una bolsita de Norit Bebe Hipoalergénico, para la ropa. Con su correspondiente publicidad, claro.
-Publicidad de La Redoute.
-Publicidad y muestra de Suavinex antiestrías.
-Un sobre para que lo envíes y te mandan otra canastilla cuando el nene tenga 5 meses.
-Publicidad de Sebamed con muestra de Crema balsámica y otra de Baño de espuma.
-Publicidad de Eko Natural con sobre de muestra.
-Publicidad de Dodot Sensitive, un pañal y un paquetito con 8 toallitas.

Creo que me va a gustar esto de ir a las clases, jiji...

El jueves estuvimos en un ginecólogo privado. Me hice otra revisión, esta vez la 4D. ¡Vimos la carita del peque! O por lo menos todo lo que se dejó, el tío se ponía las manos delante de la cara y no había manera de pillarlo bien. Ni con zamarreones de barriga, ni con ruido fuerte ni con nada. Encima tiene la placenta cerca de la cara y eso también hace que no se vea bien. Bueno, de todas formas lo que más nos interesaba era saber que sigue bien y sanito. Y lo está, mide lo que un feto normal de su tiempo (35,6 cms.) pero sí está un poquito más gordito (como su mami, pa no desentonar...) (1.237 gr.s). Os dejo un trozo del vídeo que le hicieron.

video
Mami Natalia dice que me parezco a mami Mar. Creo que tiene mucha imaginación...

Y una fotito.
Vaya jartá de bostezar se pegó el tío...

El sábado llegamos a las 28 semanas. El resumen de las últimas semanas es bueno, todas las revisiones que le han hecho han sido para confirmar que sigue bien y sin problemas. Menos mal que ya podemos respirar tranquilas, porque tuvimos una racha que todo eran sobresaltos.
El peque sigue moviéndose un montón, pega unos botes que se me mueve toda la barriga y he notado que me avisa cuando no está cómodo. Se lía a menearse y hasta que no cambio de postura no se calma. Está cabeza abajo casi desde el principio y no se ha movido pero noto que está girado. Tiene la espalda en la parte izquierda de la panza y las manos y los pies en la derecha. Con lo cual, cuando se mueve, todos los golpes van a la ingle derecha. Lo que no he notado aún es cuando tiene hipo, o será que no ha tenido, no sé.
Yo me siento muy bien, no me molesta ni duele nada, únicamente me levanto con la cintura machacada por las mañanas, pero se pasa cuando me muevo un poco. Y cuando el nene se pasa con las pataditas, algunas me molestan más de la cuenta.
Tampoco noto que se me hinchen las piernas, por lo menos no en exceso. Sólo tengo la señal de los calcetines cuando me los quito por la noche. Lo que sí se me hinchan son las manos. El anillo de boda se me caía y ahora está un poco enterradito en carne. Algunos días incluso tengo que quitármelo porque me molesta.
Lo que si me alegro bastante (por lo menos de momento) es que no me ha salido ni una estría. Y eso que no me pongo crema todos los días (nunca se me ha dado bien eso de las cremas, se me olvidan).

Yo en pijama, con mi glamú. Es que hacía un día de perros...

Ayer sus abus de Sevilla le trajeron un detallito. Se fueron a un mercadillo y había un puesto que vendían cojines y le ponían el nombre del niño o la niña en purpurina. También un cartel con dibujos de la película "Cars" y su nombre. Creo que lo pondremos en la puerta de su cuarto. Y un par de botitas. Los caprichitos de los abuelos...


Las amigas han pasado por casa y también le han traído cositas.
Cuando lo vea con este body es que me lo voy a comé entero...


Esta camiseta es regalo de la jefa del motoclub. Es para 6 meses. Para que vaya cogiendo cuerpo de motero.

¿Que el niño va a estar mimado? Noooooo, que va, mujer... Todas las amigas están como locas con él, es el primer bebé del grupo. Espero que no sea el último, joías, a ver si os animais...
Y sus mamis también le han comprado algunas cositas más...
Sí, ya sé que esos zapatos no pegan con ese conjunto, son para otra ropa. Y los patuquitos son para estar en casa. Todo ello es para un mes.

Vaya entrada larga me está saliendo... Os dejo, que si no no sé que os voy a contar en la próxima.
¡Nos vemos, chicas!

domingo, 21 de noviembre de 2010

¡Asúuuuuuuuca!



El contador muestra hoy una cifra redonda, 90 días. Tres meses. Sólo quedan 3 meses para que nuestro sueño vea la luz del día (bueno, la del paritorio más bien). Llegó un momento en que parecía que ésto no avanzaba, que no pasaban los días, pero vaya si corren. Al final voy a echar de menos estar embarazada y todo, el estar como un tonel, los dolores de espalda y la torpeza de movimientos. Pero también está siendo un momento de mi vida en el que estoy disfrutando de tiempo libre, para mi mujer y para mí, tiempo sin prisas, con relax... cómo lo voy a echar de menos...

El día 12 fuimos al hospital para hacerme la O'Sullivan que os comenté (en el hospital la llamaban "la curva del azúcar"). Previamente, durante 3 días, hay que comer bastantes hidratos de carbono (legumbres y una pieza de pan al día. Por la noche un plato de pasta, fideos, estrellitas...). Hay que ir con ayuno de 12 horas mínimo.
Primero me sacaron un tubo de sangre y me direon un bote de 100gr. de glucosa para que me lo tomara después. Hay que tomárselo del tirón y está dulce que da asco. Tienes que quedarte sentada y no puedes comer ni beber nada. Tras una hora del primer pinchazo te vuelven a sacar sangre. Te dan dos pinchazos más a cada hora y puedes irte a casa. En total 4 pinchazos. El último ya me dolió, ya me podría haber cambiado de brazo, jolín.
Supongo que los resultados me los dará la matrona el día 23. No habrán salido muy mal, si no me hubiese llamado para decírmelo, creo yo.

El 17 vuelta al hospital, esta vez para otra ecografía. ¿Recordáis que me sacaron los niveles de defectos del tubo neural muy altos? Pues es otra ecografía de control, para asegurarse que sigue sin problemas. Vimos al peque otra vez. ¡Cómo ha crecido! El gordito ya pesa 1.103gr. Cómo siga creciendo así verás a la hora del parto... ¡me van a escuchar gritar hasta en la China!
Lo miraron de arriba abajo, lo midieron y todo está bien, sigue perfecto. Cuando la ginecóloga fue a hacerle una fotito de la cara lo pillamos tragando líquido amniótico, ahí estaba chupando el tío.
La foto se ve fatal y ya casi no cabe en ella.
El gordito. Espero que sea más fotogénico cuando esté fuera.

La ginecóloga nos enseñó una gráfica en la que muestra lo que pesarán los bebés a la hora del parto según lo que pesan en la barriga. Si Álvaro sigue así pesará unos 3,700 kg. Espero que no se ponga más gordito, que a la hora de empujar voy a ver las estrellas. Con eso está más que bien, pesará como yo al nacer.

El 19 fuimos a la primera clase de Educación Maternal. A partir de ahora, todos los miércoles, tendremos clase hasta finales de año. Allí que nos juntamos por lo menos 20 embarazadas y por el tamaño de las barrigas yo era la que menos tiempo tenía de embarazo, vaya barrigones. A nuestro lado se sentó una que tenía por lo menos 45 años, o por lo menos eso aparentaba. Era su cuarto embarazo y quinto hijo. El embarazo anterior había sido de gemelos y los tuvo ¡en el bidé de su casa! No le dió tiempo ni a que llegara la ambulancia y allí los soltó.
Había otra (que ya me la había encontrado en la consulta de la matrona y en una tienda de cosas para bebés) que era su tercer embarazo y segundo hijo (había tenido un aborto antes de éste). Y aún no tiene 17 años. Y el padre de los niños parado (lo sé porque lo dijeron en la tienda de bebés donde me la encontré). Y lo mejor de todo es que los niños han sido buscados, no se ha quedado embarazada por accidente. Ojú...
Y así cada una con su historia.
La clase se centró en las distintas etapas del embarazo, en las pruebas que nos hacen y en enseñarnos las instalaciones de paritorios del Hospital de Valme por fotografías. Nos explicaba para qué sirve cada sala y cómo se desarrolla el momento del parto.
Al terminar la clase nos dieron una cajita de cartón serigrafiada de "Mi bebé y yo". Al llegar a casa y abrirla nos encontramos con:
-Dos revistas ("Mi bebé y yo" y "Nutrición y Shopping").
-Un cuadernillo "Guía de consejos prácticos para vuestro hijo".
-Cuadernillo de propaganda de Renault para pegar fotos del bebé en el coche y con consejos para viajes con bebés. Y propaganda de los modelos familiares de Renault, claro.
-Una botellita de Solán de Cabras.
-Una botellita de Wips Eucalipto, para la ropa.
-Una muestra de Blevit Digest.
-Una muestra de crema Suavinex.
-Un pañal Dodot.

Vamos, que con eso ya tienes el niño criado... (ironía). Bueno, menos da una piedra y hace pupa.

El peque sigue igual de juguetón, moviéndose un montón y ahora lo podemos ver desde fuera y todo. Síiiii, es gracioso, me dejo la barriga al aire y se nota los botes que dá el colega, cómo saca la espalda, cuando dá una patada... Cuando lo ví hacer eso se lo dije a Natalia y me puso una cara de "sí, venga yaaaa....". Hasta que lo vió ella misma. Se le desencajaron los ojos y sonrió de oreja a oreja con la baba caída.

Su habitación va tomando forma, ya le hemos puesto la lámpara, una pañalera que me ha regalado mi compañera de trabajo, unos cuántos peluches... Cuando esté más completita ya os pondremos fotos.
También le hemos comprado algo más de ropita, más moooooona.... Y otros zapatitos. Ya tiene 6 pares y aún no ha nacido, va a ser el nuevo Imelda Marcos, jajaja. Pobrecito, que nacerá en Febrero y habrá que tenerlo abrigadito, no lo vamos a llevar en calcetines. Y pensar que yo sólo tengo un par de botas para todo el invierno...

Pues esta es la crónica hasta hoy, la semana que viene toca matrona, clase y fotito, que ya llegamos a la semana 28.

¡Chau!

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Meme.

Vaya, pensaba que esto del meme no llegaría a mi blog pero sí, me han nominado (ea, fuera de la casa, jijiji...)



Estas son las reglas del juego:


Nombrar a quién te ha nominado:

- http://2mamis-valencia.blogspot.com/

Nominar a 4 personas:

- http://liliyvane.blogspot.com/
- http://dosmasdosmastres.blogspot.com/
- http://yatequeremos.blogspot.com/
- http://eldeseodesermadres.blogspot.com/

Avisar a los nominados.

Y redactar el meme:

4 cosas que llevo en el bolso:

- Móvil
- Cartera
- Bolígrafo
- Cacao para los labios

4 cosas favoritas de mi habitación:

- La caaaaaama...
- Foto de nosotras juntitas
- Un libro en cada mesita de noche
- El MP3 (últimamente no duermo bien y me lo pongo para dormirme)

4 cosas que me gustan ahora mismo:

- Mi zeñora ezpoza
- Sentir a Álvaro moverse dentro de mí
- El tiempo libre que tengo ahora para estar con mi mujer
- Saber que los sueños se van cumpliendo

4 cosas que siempre he querido hacer:

- Tener una roulotte y viajar
- Vivir en una casa en medio del campo
- Motocross
- Buceo con bombona

4 cosas que no sabías de mi:

- Parezco fuerte por fuera pero soy una sensible
- Soy algo cabezota...
- No soporto que las cosas no estén en su sitio, sobre todo cuando las busco
- Tampoco soporto la mala educación

4 canciones que no se me quitan de la cabeza:

- Hoy, de Gloria Estefan
- Vivimos siempre juntos, de Nacho Cano
- Alejandro, de Lady Gaga (¡es que está hasta en la sopa!)
- La puerta del amor, de Nino Bravo

viernes, 5 de noviembre de 2010

"Colega, ¿dónde está mi ombligo?"


Eso mismo me dije el otro día al mirarme en el espejo con más detenimiento. ¡Me está desapareciendo el ombligo! Ya casi no es ni agujero, se está poniendo plano. Direis que es una chorrada pero es que me ha llamado la atención, jolín.

El día 30 de octubre llegamos a la semana 24 y con ella la fotito de rigor. No se diferencia mucho de la anterior pero va engordando rápido y veloz.

Álvaro en la casa de los bisabuelos.

No, no he montado una chimenea en el salón del piso, es que pasamos el puente en casa de los bisabuelos, en un pueblito de Granada. Lo pasamos muy bien y volvimos a ver a nuestro sobrinito y a sus papis. ¡Qué grandote y guapo está! Y qué le gusta darse paseos en el cangurito, ni se acuerda de comer.

El día 20 volvimos a ir a la matrona y todo sigue bien (tensión, latido, sin edemas...) menos el peso. Madre mía, ese día pesé 72,8 kilos. Ocho kilos y sólo cinco meses de embarazo. La matrona volvió a preguntarme que si sigo comiendo mucho y no es así, ya no como tanto. No sé qué me pasa pero aunque coma normal (con algunos caprichitos) sigo poniendo mucho peso. Me dió los papeles para que me hiciera el análisis del segundo trimestre y me los hice el día 2. Otros 4 botes de sangre que me sacaron más la muestra de orina. Me dieron un bote de glucosa para que me lo bebiera y una hora después me volvieron a sacar otro bote de sangre. Hasta el día 23 no tenía que volver a la matrona pero ayer me llamó y me dijo que me pasara por la consulta porque le habían llegado los resultados de los análisis y en la prueba de la glucosa me he pasado un poco. Sólo un punto por encima pero me dijo que aunque sea poco debo hacerme otra prueba más específica. También tengo anemia y me dijo que fuese a mi médico de cabecera para que me recetase hierro. Eso no me extraña, tengo anemia ferropénica crónica. Total, que el día 12 debo ir al hospital para hacerme la prueba esa, vaya chute de azúcar me tengo que meter, puaj. También me ha subido el colesterol, yo que siempre lo he tenido bajo mínimos ahora lo tengo por encima, pero dice el médico que no es demasiado y que no debo preocuparme. Pues sí que me van a sacar cosas...

Lo de la diabetes gestacional no me ha cogido de sorpresa, ya me extrañaba que tuviese tanta panza y que Álvaro estuviese tan grande. Pero no es mucho lo que tengo, espero que se mantenga ahí.

¡Ya nos trajeron la habitación de nuestro niño! Nos ha gustado como ha quedado, tiene un armario enorme y con el puente y los cajones bajo la cama hay mucho espacio para guardar de todo. A ver qué os parece:

El escritorio lo usaremos de momento como cambiador, sólo nos queda comprarle la esponja para poner al bebé. La repisa para poner sus cremitas, colonia y esas cosas. La cajonera tiene ruedas para cambiarla con facilidad. El día de mañana será su mesita de noche, junto a la cama.


Tiene una cama arriba, otra más abajo y los cajones. Tienen mucho fondo, todo el ancho de la cama. Vendrán genial para guardar los juguetes y tenerlo todo recogido.

El armario es enorme. Tiene altillo y dos cajones en la parte baja, pero no cabían en la foto.

Un detalle de la ropita nueva.

Sus zapatitos.

Los calcetines son tan pequeños que podría cogerlos todos con una sola mano. Le he comprado algunos leotardos también, ya que nacerá en Febrero. Así estará más abrigadito.

Las sábanas de cuna y de coche, las mantitas y unos jerseys que le ha hecho su bisabuela. Sólo se ve el de arriba pero hay 3 más abajo. Todos muy bonitos.

Como veis ya va bien surtido de ropa, no se podrá quejar. Natalia dice que para qué le compro tantos bodies y pijamas. Creo que no sabe que los niños dejan la ropa pequeña en nada, que cuando quieres darte cuenta tienes que estar otra vez renovándolo todo. Le he comprado cosas desde recien nacido a los 6 meses, para no tener que estar cada dos por tres de tiendas.

De momento el dormitorio está un poco soso sólo con los muebles pero ya iremos a comprarle cositas para decorarlo. También la lámpara y las cortinas. A ver si veo algo con dibujitos de motos, para que vaya entrando en el mundillo, jeje.

¿Y qué puedo deciros del pequeñajo? Que está hecho un bicho malo, no para de moverse y a veces da unos patadones que parece que vaya a ser delantero de algún equipo de fútbol. ¿Cómo siendo tan pequeño aún puede moverse con esa fuerza? Es increíble. Otra manía que tiene es que se queda metido en la ingle derecha y no se mueve de ahí. Con todo el espacio que tiene aún y lo grande que es mi panza y el renacuajo no quiere cambiarse de sitio. Pues vaya mezcla: hiperactivo y cabezota. Menuda me espera...

Y de momento nada más, ya os contaré qué tal sale lo de la glucosa el día 12 y la próxima eco, el 17. Nuevas fotitos del bicho malo, a ver cuánto ha crecido.